El triunfo de los pornógrafos


“Dedicado especialmente a las personas de izquierda”

JULIO 2016 por LIERRE KEITH, traducción de Ana G. Aguilar

60 Playmate Bunnies Celebrate Playboy's 60th Anniversary

LOS ANGELES, CA – ENERO 16: Hugh Hefner (C) posa con las conejitas  Playboy (Foto de Rachel Murray/Getty Images para Playboy)

El triunfo de los pornógrafos es una victoria del poder sobre la justicia, de la crueldad sobre la empatía, de los beneficios sobre los derechos humanos.

Podría hacer declaraciones contra Walmart o McDonalds y los progresistas estarían ansiosamente de acuerdo. Todos entendemos que Walmart destroza las economías locales, y que ha provocado un empobrecimiento implacable de las comunidades a lo largo de los EEUU, ya casi completado. Y que esto, también depende de las condiciones de semi esclavitud de los trabajadores en China para producir las montañas de basura barata que vende Walmart, y, finalmente, del crecimiento sin fin del modelo capitalista que está destruyendo el mundo.

Nadie en la izquierda afirmaría que la basura barata que produce es sinónimo de igualdad o libertad. Nadie defiende a Walmart diciendo que los trabajadores chinos o americanos, quieren trabajar allí. Los izquierdistas entienden que la gente hace lo que tiene que hacer por una cuestión de supervivencia, que cualquier trabajo es mejor que ningún trabajo, y que el salario mínimo y la ausencia de beneficios son causa de revolución, no hacen una defensa de dichas condiciones.

Lo mismo con McDonalds. Nadie defiende lo que McDonalds hace a los animales, a la tierra, a los trabajadores, a la salud humana, y a nuestras comunidades, señalando que la gente delante de la grasa hirviendo consiente en sudar todo el día, o que los granjeros de cerdos firman “voluntariamente” contratos que casi no les da para vivir. El asunto no está en el consentimiento, sino en el impacto social de la injusticia y en la jerarquía, en cómo las corporaciones son, esencialmente, armas de destrucción masiva. Enfocarse en el momento de la elección individual no nos llevará a ningún lado.

El problema son las condiciones materiales que hacen que llevar a una persona a quedarse ciega en una factoría de micro chips en Taiwán, sea la mejor opción para algunas personas.“Esas personas son seres vivos”, reivindican los izquierdistas apelando a los derechos humanos como argumento base y como estrella guía: nosotros sabemos que las mujeres taiwanesas no son diferentes de nosotros en ningún aspecto realmente importante, y si cegarse por unos céntimos sin descanso ni para ir al baño fuera nuestra mejor opción, estaríamos ante una difícil situación.

¿Y las mujeres soportando dos penes empujando en su ano? No es ninguna exageración, ni “ponerse en lo peor”, algo de lo que son acusadas muchas feministas. El “doble-anal es de lo más normal en el “gonzo”, el porno hecho realidad gracias a Internet, el porno que no necesita un argumento, el porno que, arrolladoramente, prefiere la mayoría de hombres. Esa mujer, justo como la mujer que ensambla computadoras, sufrirá daños físicos permanentes con una alta probabilidad. De hecho, la media de lo que aguantan las mujeres en el porno gonzo son tres meses, antes de que su cuerpo diga “hasta aquí”. Así de castigadores son los actos sexuales requeridos. Cualquiera con conciencia, en lugar de una erección, puede entenderlo con sólo verlo. Si pasas unos minutos viéndolo –no masturbándote con él, sino viéndolo de verdad – podrías estar de acuerdo con el profesor Robert Jensen en que “la pornografía es lo más parecido al fin del mundo”:

“Con eso no me refiero a que la pornografía vaya a traernos el fin del mundo, no tengo visiones apocalípticas. Ni quiero decir que de todos los problemas sociales con los que lidiamos la pornografía sea el más amenazante. En su lugar, lo que quiero sugerir es que si tenemos el coraje de mirar honestamente a la pornografía actual, captaremos un guiño – de una forma muy poderosa y visceral – de las consecuencias de los sistemas opresores en los que vivimos. La pornografía es a lo que se parecerá el fin si no revertimos el curso patológico por el que vamos en esta sociedad patriarcal, de supremacía blanca, y de corporaciones depredadoras y capitalistas.

Imagina un mundo en el que la empatía, la compasión y la solidaridad – las cosas que hacen posible una sociedad humana decente – están final y completamente aplastadas por una sociedad individualista, y emocionalmente separada por la búsqueda del placer inmediato. Imagina esos valores acabados en una sociedad estructurada por múltiples jerarquías en las cuales las dinámicas de dominación/subordinación dan forma a las relaciones y a nuestra interacción…

Cada año mi sensación de desesperación se acentúa al ver el camino por el que la pornografía y nuestra cultura pornográfica nos lleva. Esa desesperación está enraizada, no en el hecho de que un montón de gente pueda ser cruel, o en que un número de ellos, aún a sabiendas obtengan placer de esa crueldad – los humanos siempre han tenido que lidiar con ese aspecto de nuestra psicología-, sino en ¿qué pasa cuando la gente ya no puede ver la crueldad, cuando el placer en la crueldad ha sido tan normalizado que ha quedado invisibilizado para muchos? ¿Y qué pasa cuando para una parte considerable de la población masculina de nuestra sociedad esa crueldad se vuelve una parte rutinaria de la sexualidad, definiendo las partes más íntimas de nuestras vidas?”

Lo que todos los izquierdistas necesitan hacer es atar cabos de la misma manera que hacen con cada una de las demás formas de opresión. Las condiciones materiales que los hombres crean como clase (la palabra es patriarcado) se traducen en que en EEUU la violencia machista es el delito violento más comúnmente cometido: hombres maltratando mujeres. Los hombres violan a una de cada 3 mujeres, y abusan sexualmente a una de cada 4 niñas antes de los 14 años. El número uno de perpretadores de abusos sexuales a niños se llama“Papá”.

Andrea Dworkin, una de las mujeres más valientes de todos los tiempos, entendió que esto era sistemático, no personal. Ella vio que las violaciones, el maltrato, el incesto, la prostitución y la explotación reproductiva trabajan todas juntas para crear una barricada de “terrorismo sexual”en el que todas las mujeres son forzadas a vivir. Nuestro trabajo como feministas que forman parte de una cultura de resistencia, no es aprender a erotizar esos actos; nuestra tarea es tirar ese muro abajo.

De hecho, los hombres de la derecha y la izquierda se alían para hacer un cómodo mundo para sí mismos que sepulta a las mujeres bajo condiciones de subordinación y violencia. Criticar la supremacía masculina trae acusaciones de censura, conservadurismo, puritanismo, y de ser aguafiestas, pero si eres capaz de ponerte en el lugar de las mujeres, verás que la derecha y la izquierda se alían para crear la misma hegemonía sin fisuras.

Gail Dines escribe, “Cuando critico a McDonalds, nadie me llama anti-comida.” La gente entiende que lo que esta siendo criticado es una serie de relaciones sociales injustas – con componentes ideológicos económicos y políticos – que crean más de lo mismo. McDonalds no produce comida normal. Manufactura industrialmente un producto para obtener beneficios capitalistas. No hay diferencia con los pornógrafos. Los pornógrafos han construido una industria de $100 billones anuales, vendiendo, no sólo sexo como una mercancía, que sería ya lo suficientemente horrible para nuestra humanidad colectiva, sino crueldad sexual. Ese es el corazón profundo del patriarcado, el lugar que los izquierdistas temen tocar: la supremacía masculina coge actos de opresión y los convierte en sexo. ¿Acaso puede haber un premio más poderoso que el orgasmo?

Y como se siente tan visceralmente, tales prácticas son defendidas (en el extraño caso de que una feminista sea capaz de exigir una defensa) como “natural.” Incluso cuando es envuelto con racismo, muchos en la izquierda se niegan a ver opresión en la pornografía. “Putitas latinas, o Trafica a mi adolescente negra no les provoca indignación alguna, excepto placer sexual al consumir dicho material. Una sexualidad basada en la erotización de la deshumanización, en la dominación, en la jerarquía, atrae otras jerarquías y encuentra riqueza en la explotación del racismo. Lo que nunca hará, es construir una sociedad igualitaria de cuidados y respeto, el mundo que los izquierdistas dicen perseguir.

A escala global, el cuerpo desnudo de las mujeres – demasiado joven y demasiado delgado como para soportarlo – está en venta en todos lados, definiendo la edad y la imagen correcta de las mismas, y como una realidad brutal: las mujeres y las niñas son ahora el producto número uno en ventas en el mercado negro global. De hecho, hay países cuyos presupuestos se sustentan completamente en la venta de mujeres. ¿Es la esclavitud un entretenimiento sexual o un abuso de los derechos humanos? ¿De qué sirve un movimiento de cambio social que no es capaz de ver eso?

Necesitamos exponer nuestras reivindicaciones como personas que apuestan por la libertad, no la libertad de abusar, explotar y deshumanizar, sino la libertad de no ser degradadas en una cultura que celebra la violación.

Esta es la bancarrota moral de una cultura construida sobre la violación y sus subyacentes privilegios. Una ligera variante del Romanticismo, sustituyendo la emoción por el deseo sexual inmediato y un “estado natural”de privilegios. Su versión sexual es una herencia directa del “movimiento bohemio”, quienes comenzaron a exhibir en público representaciones de“transgresoras y desmesuradas atrocidades sexuales”. Gran parte de esta filosofía, inspirada en el ejemplo del Marqués de Sade, torturador de mujeres y niños. Aún así, fue tildado de ser la base e inspiración de escritores como “Baudelaire, Flaubert, Swinburne, Lautréamont, Dostoevski, Cocteau, y Apollinaire” así como de Camus y Barthes. Camus escribió, “Hace dos siglos… Sade exaltó las sociedades totalitarias en nombre del la libertad desenfrenada. Sade también presentó una teoría cercana a la Voluntad de poder de Nietzsche. En última instancia, su ética defiende“las raíces eróticas del fascismo”.

Una vez más, es hora de elegir. Las advertencias están ahí y es hora de escucharlas. Los estudiantes universitarios de hoy tienen un 40% menos de empatía que los de hace veinte años. Si la izquierda quiere articular una verdadera resistencia, una resistencia contra el poder, que rompe huesos y corazones, ríos y especies, tendrá que escuchar – y conocer finalmente – esta valiente frase de la poetisa Adrienne Rich: “Sin ternura, estamos condenados.”

Este ensayo ha sido extraído del capítulo 4 Cultura de resistencia , Deep Green Resistance (La profunda resistencia verde) de Lierre Keith.

KEITH.TAGS: CULTURE OF RESISTANCEDEEP GREEN RESISTANCELIERRE KEITHPORNPORNOGRAPHYTHE LEFT

 

Fuente original: http://www.feministcurrent.com/2016/07/26/the-triumph-of-the-pornographers/

Todos somos cómplices de Torbe


Es curioso que, casi cada vez que he denunciado lo que hay detrás del porno me han llamado loca y puritana (a pesar de ser atea y sexualmente abierta y activa). Esto le ocurre a cada un@ de l@s activistas que enfrentamos la pornografía por las mismas razones por las que ahora Torbe esta en la cárcel.

Torbe y

Ahora, se destapa el pastel en los medios y juzgados, y todo el mundo se lleva las manos a la cabeza con algo que es, y siempre ha sido, práctica habitual en toda la pornografía.

Yo misma llevo sólo una década denunciándolo, pero much@s llevan más de 30 años haciéndolo; psicólog@s y psiquiatras expert@s en violencia sexual, criminólog@s, sociólog@s, las propias víctimas que hemos sido violadas por los adictos de esas fantasías enfermizas y violentas (que puede que siempre hayan existido, pero no como ahora y no como las promueve masivamente el porno y los medios hoy día), e incluso, las propias ex actrices violadas y prostituídas por la industria que ahora son activistas contra la misma.

Es curioso también que, cuando denunciaba, cada una de las películas de Torrente de Santiago Segura, a él mismo y a sus actores, por misóginos y puteros, ocurría un tanto de lo mismo: ‘Ya está esta loca radical con sus desvaríos y exageraciones’.

Torrente

Escena de Torrente

Nadie veía ni quería ver algo que era tan evidente, algo que estaba y sigue educando a nuestros niños, mayoría de los cuales han crecido adoctrinados por esa masculinidad vil y destructora, y muchos de los cuales son ahora puteros bien entrenados, e incluso violadores de menores, a parte de jugadores de la Selección Española, profesores, parados, orgullosos padres de familia, tíos y abuelos bonachones, ingenieros, bedeles, funcionarios, vividores, cantantes, famosos del tres al cuarto, monitores infantiles, educadores. En resumen, hombres de todos los niveles culturales y estratos sociales…

Captura de pantalla 2016-06-25 a las 20.10.56

David Bisbal en Torrente 4

Nosotrxs éramos l@s loc@s y ellos, Torbe, Santiago Segura, Kiko Rivera.., los ídolos de España, y también reflejo de la basura humana y de la estupidez de la mayoría.

Torrente 4

Kiko Rivera, putero reconocido, en Torrente

Pero la cosa no se queda en nuestras fronteras, lo mismo ocurre en todos lados con los Michael Jacksons, Roman Polanskis, Woody Allens, Bill Cosbys, y tantos otros personajes públicos y anónimos- que son los más y los más peligrosos, precisamente por la invisibilidad e impunidad que les da el anonimato y la legitimación cultural-. Los más peligrosos también, porque no sabemos quiénes son, porque están por todos lados, me atrevería decir que hay alguno/os en cada familia, empresa, Universidad, colegio…

Exactamente lo mismo que ocurría con Torrente, pasa con esa horrorosa oda a la misoginia llamada JUEGO DE TRONOS, y con muchas series y contenidos de corte similar. Este engendro machista (ya pueden comenzar a llamarme, una vez más, exagerada, radical, puritana.., estoy acostumbrada) camuflado de igualdad porque, para variar, hay mujeres que mandan y asesinan como hombres (eso es igualdad y personajes ricos y complejos según algunxs, igualdad y no más Patriarcado, ¡ja!) Peeero, (y aquí viene el pero, o a caso creíais que iban a darnos el derecho de ser y existir sin ser para otros…), a parte, claro está, que no se nos olvide ser objetos sexuales y agujeros de semen para el placer único y exclusivo de los hombres, especialmente de los hombres heterosexuales. Porque, qué te habías creído, no se puede ser mujer empoderada, o cualquier cosa que aspiremos a ser las mujeres, sin hacer y ser todo lo demás.

8969077_f520

Prostituta asesinada en Juego de Tronos

Si cojo esta serie como ejemplo, a parte de porque me ha causado conflictos personales, y por haber llorado muchas veces del asco y la impotencia viéndola, como pocas veces lo he hecho en mi vida (y les aseguro que he visto series y películas deleznables), es por ser uno más, aunque de los peores ejemplos que he visto, de los productos de ese cáncer machista con metástasis que ha invadido toda la cultura.

J.T. es la nueva ‘ídola de masas’, nivel secta (por el fanatismo, la violencia y la virulencia con que la defienden sus seguidores), exactamente como ocurrió con Torbe, Torrente, Michael Jackson, Polanski, Bill Cosby, Allen…

481607_540207086030293_1259167479_n

Aunque en distintos contextos y situaciones, es el mismo fenómeno en cuanto a la negación, el autoengaño, la vista gorda en lo que a violencia machista implícita, sexual, gráfica, psicológica, y simbólica se refiere.

Eso no es simple fantasía, como lo justifican siempre todos los amantes de nuestra denigración artística y cultural. Eso se llama Patriarcado del peor y del viejo. Nada menos que con más de 10.000 años de antigüedad cuenta el señor.

Por algo ha llegado tan lejos, hasta convertirse en uno de los sistemas opresores más longevos y con más salud de la Historia, porque ha logrado hacer su transmisión invisible, aparentemente inocua, especialmente para quienes tienen el poder y los privilegios, convirtiendo, sigilosamente, la barbarie en lo natural sin que tan siquiera nos demos cuenta.

El machismo de J.T. NO es un mero reflejo de la Historia, ni de una época “épica”. No, la serie ES VIOLENCIA MACHISTA en sí misma, a parte de reflejarla, normalizarla y transmitirla.

NO es una mera ilusión ajena a la realidad, al igual que no lo era Torrente, ni Garganta Profunda, mito erótico de los 70, no: Son los pensamientos reales y las acciones de sus creadores, de sus autores y del pensamiento dominante cultural y social del que han mamado los mismos.

lindalovelacedeeptroathRAPED.jpg

Linda Lovelace en Garganta Profunda

El mismo pensamiento dominante que nos está obligando a tragar a tod@s directa o indirectamente, exactamente de la misma forma. O mejor dicho, de formas más sofisticadas, porque ahora, además de tener el poder los de siempre, cuentan con la tecnología para llegar a las masas, con lo cual, el lavado de cerebro es mucho más expansivo, globalizado, temprano, rápido y efectivo.

Captura de pantalla 2016-06-25 a las 21.00.02

Una de tantas escenas con prostitutas de Juego de Tronos

NO ES SOLO FANTASIA, es, no sólo lo que piensan, sino lo que hacen con las mujeres, no sólo delante, sino también detrás de las cámaras, por algo contratan prostitutas y al menos 7 actrices porno en la vida real. Los mismos directores de la serie reconocen que, según ellos, que son sus paridores y los más capacitados para hablar de SU trabajo, (y no los fans cegados por su fanatismo y su autoengaño) que no hay violencia sexual en la serie, sino ‘sexo consentido’, dando a entender que la violencia sexual, el sometimiento de la mujer, su cosificación, su esclavitud sexual en sus cansinos y abundantes hasta aburrir burdeles, mujeres prostituídas y sus violaciones, todo eso, son ‘sexo’ a secas ‘escenas calientes’, palabras textuales de su director.

j.t rape

Escena de supuesto “sexo consentido”, según el director de Juego de Tronos

Será sexo del que ‘les pone’ a ellos, a los monstru@s que fabrica el Patriarcado que, por lo que parece son una amplia mayoría silenciosa (como diría Rajoy) gustosa de ver contenidos culturales educando a las masas, que defecan y se mofan una y otra vez en los derechos humanos de más la mitad de la humanidad: las mujeres y niñ@s.

Tiempo al tiempo, ya llegará el momento de llevarse, una vez más, las manos a la cabeza, ante la descarada evidencia que los privilegios, la ignorancia y el auto engaño no dejan VER a muchos.

Y luego ponemos el grito en el cielo al ver  De Geas, Muniains.., aunque en esta lista cabría poner como ejemplo a muchos de mis exs y los de mis amigas y conocidas. Estos hombres tan bien entrenados por el pensamiento patriarcal dominante a través de la cultura y la sociedad en su conjunto, están por todos lados.

Sigamos con la venda en los ojos, hasta que la evidencia sea tan abrumadora que se nos caiga la cara de vergüenza y asco, o no, los hay que ni empatía ni remordimientos tienen. Mientras, el Patriarcado, sus aliad@s y sus beneficiarios seguirán buscando mil y una formas de camuflar, perpetuar y legitimar su privilegio ancestral de vulnerar nuestros derechos humanos de las maneras más viles, retorcidas, sibilinas y consentidas por esa mayoría, a veces ciega, a veces sorda, a veces muda, a veces virulenta y reaccionaria, pero siempre, siempre cómplice.

A. A.

El problema no es Torbe


El problema no es Torbe. Ni DeGea. Ni Isco. Ni la Eurocopa al completo. Ojalá el problema sólo fueran ellos. El problema, para el Ministro de Interior, es la imagen de la Selección Española. El problema, para los medios es la presunción de inocencia. Pero sea cual sea el maldito problema nunca pasa por ellas, las agredidas, las denunciantes, las invisibles.

Irene Zugasti Hervás

Fotograma de 'Torrente'

Torbe. Su nombre es popular hasta para los no iniciados en la pornografía virtual. Este tipo se ha hecho famoso por ser el mesías del porno casposo 3.0, por sus canciones racistas, por sus vídeos “caseros” donde chicas jóvenes y guapas se prestaban, teóricamente de forma voluntaria, a ser folladas de todas las formas posibles por el propio Torbe o alguna otra polla pegada a un tío sin rostro, que –opinión personal- daba bastante asquito. Tuvo, además, la suerte de caerle en gracia a Santiago Segura, que patrocinó sus ocurrencias en televisión, y de contar con un plantel de celebrities patrias consagrando sus andanzas como emprendedor y prostituidor, que –y con la presuntitis por delante- parece que le reportaban muchos beneficios más que sus videos virales en internet.

Por eso no es de extrañar, ni tampoco para rasgarse las vestiduras, que hace pocos meses fuera detenido por cargos de abuso a mujeres menores de edad y trata de mujeres ucranianas. Tiene un especial interés en explotar, además, el tópico de la puta de origen eslavo: rumanas, ucranianas, rusas, búlgaras, como símbolo del harén angelical de las ruinas de la vieja Europa. Un harén, por cierto, vinculado con la extrema derecha de ese país.

Pero el problema no es Torbe. Ni matando al perro se acabará la rabia. Torbe no es más que la legitimación del putero español, la certeza de que un hombre cualquiera -por repugnante que nos parezca- tiene el poder y el dinero suficiente para someter a cualquier mujer a sus deseos, para explotar nuestros cuerpos y además, revestirlos de deseo.

Torbe y los suyos –que son muchos, muchísimos- han encarnado el sueño de Torrente, lo han hecho realidad y lo han difundido en nuestras pantallas: son la idealización de un mundo en el que las mujeres jóvenes y hermosas siempre están sexualmente disponibles para ellos, que además, se lucran de ello, se jactan, las desprecian, se mofan, las catalogan, las filman sin su permiso aparente. Torbe ha alimentado la fantasía de que tú, por ser hombre, puedes. Siempre.

Pero hay algo todavía más peligroso: y es que su discurso y el de sus vídeos se basaba en la falsa idea de la voluntariedad. De la “libre elección” de las mujeres a ser prostituidas. Del deseo –el falso deseo que fingen una y otra vez cada servicio- y la disposición de cientos de cuerpos a ser consumidas por gente como Torbe. Torbe las seducía, emborrachaba o ofrecía fajos de dinero, y ellas aceptaban. El problema es que, por lo visto, su realidad ha superado a la ficción.

El problema es cuando, tirando de la cuerda de Torbe, aparece una realidad mucho más cruda: que hombres jóvenes, exitosos, esos que anuncian helados, zapatillas y espíritu de superación, esos que nuestros hijos llevan bordados en las camisetas, también son Torbe. Es una realidad incómoda, silenciada, obviada: como las multas de exceso de velocidad en sus Ferraris, como sus evasiones fiscales, son gajes del oficio, rebeldía inherente a la juventud, la masculinidad y la fama, y casi hasta una muestra de deferencia -como decían las tertulianas de Espejo Público- de unos hombres que, teniendo a la mujer que deseen, recurren a profesionales. El problema es que hombres que valen 26 millones de euros se follan a mujeres que apenas valen 60. Pero nada que un poco de victim-blaming (si cobraban a menudo por ese mismo trabajo, tanto no las agrederían, ¿no?), un poco de hacer mofa de los daños colaterales –Edurne, cantante y pareja de uno de los encausados, ha sido el principal objetivo tuitero, imagen de la sufrida cornuda, otro estereotipo inherente al putero- y un poco de polémica diluida por la emergencia del próximo partido, que es lo realmente importante, y pronto lo habremos olvidado. Como olvidamos que otros muchos también han –presuntamente- agredido, pero pudieron celebrar la última victoria tranquilos, encaramados a la Cibeles.

Torbe, el fútbol, las putas, las agresiones, las tratadas, Torbe y la normalización de este sistema: mientras existan Torbes, y no tengan ningún cortapisas más allá de la herramienta jurídica que se activa sólo al traspasar los difusos límites de la “trata” o la minoría de edad, seguirá pasando.

Y para muestra, el foro de su propia web, Putalocura.com, en su apartado “Putas”, que tan bien han estudiado profesionales como Águeda Gómez o Beatriz Ranea y que aparece maravillosamente explicado en el estudio ‘El Putero Español’, (ed. Catarata). En él se comparte información, ubicaciones en polígonos, se negocia el abordaje de la prostituta en grupo para intentar bajarle el precio, se realizan transacciones.

Por ejemplo, si no hay mucho dinero, está el hilo de “Putas para tiesos”:

Propongo para todo aquellos que paseis penalidades financieras aquellas casas, particulares y puticlubs donde al menos se haga frances y jodienda ( 20 min aprox) por 50 euros o menos y que el material sea potable.

puteros

Además, existen plantillas predeterminadas donde cada uno puede volcar su opinión:

puteros-dos

Y por si acaso no quedara claro, los explotadores pueden, directamente, anunciar su mercancía:

Anuncio de un explotador

Por cierto, entre ellos mismos, se llaman puteros. Habría que ser muy ingenua para llamarles clientes. 

Extracto de foros de puteros

Hay miles de Torbes en la calle. Puede que incluso en tu casa. Y no seré yo la que luche por sus derechos, como empresarios, como explotadores, como perpetuadores de esos roles, mientras la realidad se impone y no existe el fair play. Pero eso ya lo hemos dicho muchas veces. 

El problema no es Torbe.

– See more at: http://www.pikaramagazine.com/2016/06/el-problema-no-es-torbe/#sthash.EoS6ayPf.dpuf

COMUNICADO A NUESTRXS SEGUIDORES


Estamos siendo víctimas de un ataque cibernético por parte de los administradores y seguidores de estas páginas, hemos logrado cerrar una con más de 400.000 acosadores pero aún les quedan otras. Se hacen llamar “SDLG”“Seguidores de la Grasa : v “ y “Legión Holk”, y su firma es  #hailgrasa #haillh denuncien todas sus páginas de Facebook y a sus administradores por acoso y violencia, también tienen cuentas en Youtube e Instagram, denuncien, y no se olviden de denunciar a los admins para que Facebook no les deje abrir más grupos por favor!! Hoy se ha suicidado otra chica a la que acosaban, la foto está más abajo.

-Este es su fundador https://www.facebook.com/GORDO.SDLG/?fref=nf ,

http://www.gordofriky.net/2016/01/biblia-de-la-grasa-todo-lo-que-un.html

– https://www.facebook.com/groups/LegionHolk13/?ref=br_rs

– https://www.facebook.com/Mr-Puga-1013912705340790/?__mref=message_bubble

– https://www.facebook.com/groups/lolgordof/?ref=ts&fref=ts

– https://www.facebook.com/groups/HolkNegro/?ref=br_rs
– https://www.facebook.com/Sdlg.momos/?ref=ts&fref=ts

Entre otras muchas, han cerrado Lesboterroristas e Hijas de la violencia, y ahora han ido a por  nosotrxs, Plataforma Anti Patriarcado. Han intentado spamear incluso la página de Barak Obama y muchas otras, y son tan tontos que se jactan de ello en Youtube: https://www.youtube.com/watch?v=qQB03_NGbxA&app=desktop

Incluso han llevado a gente al suicidio con su acoso, muchos de ellxs niñxs:

13083246_1082845385099791_2021998813280288054_n

13413607_10208486823501453_4003603522479258060_n

¡Por favor, denúncienlas todas!

 

 

En esta captura de uno de los grupos reconocen que hacer “bullying es obligatorio”:

 

13444501_10208455442076937_1507695362_n

 

*Les rogamos que NO compartan esta información de forma pública o también irán contra nuestro blog.

Por favor, pedimos la colaboración de todxs nuestrxs seguidorxs. Este grupo organiza ataques a páginas feministas (entre otras) y denuncian las páginas para que desaparezcan de facebook. Estamos siendo víctimas de un ataque. Pedimos que denuncien este grupo privado. Su firma es # Hailgrasa y se hacen llamar seguidores de la grasa. Denuncien en masa por favor por fomentar o incitar al odio o por acoso !!!

Les llegará un mensaje de Facebook diciendo que todo bien. Ahí pongan una cara triste y copien y escriban lo siguiente: “Los seguidores de la grasa : v ” o “SDLG” cuya firma es #hailgrasa #haillh, tienen varios grupos privados, también el grupo”la legión holk”, y se dedican a acosar nuestra página Plataforma Anti Patriarcado y otras páginas de facebook. El grupo está lleno de acosadores cibernéticos y esto infringe las normas de buena convivencia en facebook, no se les debería permitir seguir spameando y acosando nuestra página y otras páginas. Por favor, les pido que eliminen este grupo o nos veremos obligadas en poner una denuncia por acoso cibernético en la Guardia Civil. En este vídeo pueden comprobar que una de las funciones que tienen estos grupos es acosar o atacar otras páginas. Entre los ataques que han hecho se encuentra uno a la página del presidente Barack Obama…llenaron los comentarios de “ñ” un vocablo que no se encuentra en la lengua inglesa. También acosan a personas a título personal como este niño de la foto de abajo. Aquí les dejamos el vídeo de los seguidores de la grasa, un grupo de acosadores en facebook: https://m.youtube.com/watch?v=qQB03_NGbxA . Muchas gracias!”.

Por favor, denuncien una y otra vez la misma página hasta que nos hagan caso, aunque facebook diga que no hay ningún problema. Veremos de todas formas la manera de que cierren el grupo.
Y si conocen páginas feministas con muchos seguidores, escríbanles para que nos ayuden. Nosotras ya lo estamos haciendo. Juntas podemos!

La razón por la cual la pornografía importa a las feministas. Andrea Dworkin


Andrea Dworkin

La pornografía es un tema fundamental porque la pornografía afirma que a las mujeres les gusta que las maltraten, que las fuercen y que abusen de ellas; la pornografía afirma que las a las mujeres les gusta que las violen, que les peguen, que las secuestren, que las mutilen; la pornografía dice que a las mujeres les gusta ser humilladas, avergonzadas, calumniadas; la pornografía enseña que las mujeres dicen NO pero quieren decir SÍ – Sí a la violencia, Sí al dolor.

Creo que muchas mujeres se resisten al feminismo porque es una agonía ser totalmente consciente de la brutal misoginia que perpetran la cultura, la sociedad y las relaciones.

Además: la pornografía dice que las mujeres son objetos; la pornografía dice que el ser utilizada como objeto satisface la naturaleza erótica de las mujeres; la pornografía dice que las mujeres son las cosas que los hombres usan.

Además: en la pornografía las mujeres son utilizadas como objetos; en la pornografía la fuerza es empleada en contra de las mujeres; en la pornografía las mujeres son utilizadas.

Además: la pornografía dice que las mujeres son putas, coños; la pornografía dice que los pornógrafos definen a las mujeres; la pornografía dice que los hombres definen a las mujeres; la pornografía dice que las mujeres son lo que los hombres quieren que sean.

Además: la pornografía muestra a las mujeres como trozos del cuerpo, como genitales, como aperturas vaginales, como pezones, como nalgas, como labios, como heridas abiertas, como pedazos.

Además: la pornografía emplea a mujeres reales.

Además: la pornografía es una industria que compra y vender a las mujeres.

Además: la pornografía fija el estándar en la sexualidad femenina, en los valores sexuales femeninos, en las niñas y los niños que están creciendo, y cada vez más en los campos de la publicidad, en las películas, en los vídeos, en las artes visuales, en el arte y en la literatura, en la música en sus letras.

Además: la aceptación de la pornografía significa el declive de la ética feminista y el abandono de la política feminista; la aceptación de la pornografía significa que las feministas abandonan a las mujeres.

Además: la pornografía refuerza el poder de la Derecha sobre las mujeres al hacer que el ambiente fuera del hogar sea más peligroso, más amenazador; la pornografía refuerza el poder del marido sobre la esposa al hacer que el ambiente doméstico sea más peligroso, más amenazador.

Además: la pornografía convierte a las mujeres en objetos y mercancías; la pornografía perpetúa el estatus de objeto de las mujeres; la pornografía perpetúa las divisiones contraproducentes entre las mujeres al perpetuar el estatus de objeto de las mujeres; la pornografía perpetúa la baja autoestima de las mujeres al perpetuar el estatus de objeto de las mujeres; la pornografía perpetúa la desconfianza de las mujeres en relación a otras mujeres al perpetuar el estatus de objeto de esas mujeres; la pornografía perpetúa la humillación y la degradación de la inteligencia y creatividad de las mujeres al perpetuar el estatus de objeto de las mujeres.

Además: la pornografía es violencia en contra de las mujeres usadas en la pornografía y la pornografía anima y promueve la violencia en contra de las mujeres como clase; la pornografía deshumaniza a las mujeres usadas en la pornografía y la pornografía contribuye y promueve la deshumanización de todas las mujeres; la pornografía explota a las mujeres utilizadas en la pornografía y acelera y promueve la explotación sexual y económica de las mujeres como clase.

Además: la pornografía está hecha por hombres que aprueban, usan, celebran, y promueven la violencia contra las mujeres.

Además: la pornografía explota a niños de ambos sexos, especialmente a las niñas, y anima a la violencia en contra de los niños, y practica la violencia contra los niños y niñas.

Además: la pornografía emplea el racismo y el anti-semitismo para promover la excitación sexual; la pornografía promueve el odio racial al promover la degradación racial como algo “sexy”; la pornografía idealiza los campos de concentración y las plantaciones con esclavos, el Nazi y el esclavista, la pornografía explota estereotipos raciales degradantes para promover la excitación sexual; la pornografía celebra las obsesiones sexuales racistas.

Además: la pornografía adormece la conciencia, hace que nos volvamos insensibles ante la crueldad, ante el acto de causar dolor, ante la violencia en contra de las personas, ante la humillación o degradación de las personas, ante el abuso de las mujeres y niños y niñas.

Además: la pornografía nos da un no futuro; la pornografía nos arrebata toda esperanza al igual que toda dignidad; la pornografía merma aún más nuestro valor humano dentro de la sociedad en general y de hecho roba nuestro potencial humano; la pornografía prohíbe la auto-determinación sexual a las mujeres y a los niños; la pornografía nos usa y nos tira; la pornografía aniquila nuestras posibilidades de libertad.

Publicado en Sojouner, Vol. 7. Nº 2, octubre, 1981.
Traducción: Silvia Cuevas-Morales

El mito de las “organizaciones de prostitutas”


Neoliberalismo sexual. El mito de la libre elección


“La desigualdad ya no se reproduce por la coacción explícita de las leyes, ni por la aceptación de ideas sobre “la inferioridad de la mujer”, sino a través de la “libre elección” de aquello a lo que nos han encaminado…”

Ana de Miguel.

00106532452262____2__1000x1000

El último libro de la profesora Ana de Miguel, Neoliberalismo sexual, nos interpela directamente a nosotros -“Agradeceríamos a nuestros hermanos, los hombres, que se sentaran a pensar quiénes son, qué hace la sociedad patriarcal con ellos y qué quieren llegar a ser, que plantaran cara a lo que el sistema espera de ellos”- , tras haberse preguntado “dónde está el hombre nuevo”. Esa es una de las conclusiones a las que llega la filósofa feminista tras haber reflexionado sobre la perversión de un momento histórico en el que vivimos “sociedades formalmente igualitarias” pero en las que asistimos a una permanente reproducción de las relaciones de poder propias del patriarcado.

Un orden cultural y simbólico que se ha convertido, siguiendo la brillante categorización de Alicia Puleo, en un “patriarcado por consentimiento”, es decir, en un orden que propicia la aceptación de la desigualdad mediante la socialización diferencial encubierta, las arraigadas prácticas discriminatorias en el mercado laboral y la difusión de mitos patriarcales a través de los medios de comunicación. Esta suma de factores ha visto potenciadas sus negativas consecuencias en un momento en el que, con el pretexto de la crisis económica y la “necesidad” de políticas de austeridad, se está abriendo la puerta a una cada vez más descarada discriminación, directa e indirecta, de la mitad de la Humanidad.

El subtítulo del libro, El mito de la libre elección, nos sitúa ante la clave a la que pretende dar respuesta la autora, que no es otra que la conversión de una aparente libertad “en igualdad de condiciones” en la justificación perversa de la prórroga de un sistema sexo/género que continúa situando a las mujeres en inferioridad de condiciones.

Por más que muchas de ellas se crean libres hasta para equivocarse y por más que algunos nos hagan creer interesadamente que hemos alcanzado la plena igualdad. La libertad que no atiende a los condicionantes estructurales, y que por tanto permanece ciega a la subordiscriminación que sufren las mujeres, se ha convertido en el lazo perfecto que suma las prepotencias del mercado con los poderes masculinos. Un contexto en el que asistimos a la vuelta del rosa y del azul, es decir, a una socialización diferenciada en razón del sexo y en el que el mercado continúa convirtiendo, ahora con más radicalidad que nunca, el cuerpo de las mujeres en cuerpos disponibles para ser usados, disfrutados o maltratados por la mitad masculina.Ana de Miguel analiza tres ámbitos en los que en la actualidad no solo se prorrogan, sino que incluso se potencian, los esquemas patriarcales: el amor, el sexo y la prostitución. Este triángulo de la virilidad hegemónica continúa frenando la autonomía de las mujeres, cosificándolas y haciéndolas parte de relaciones en las que falta reciprocidad. Todo ello mientras aumentan los discursos que justifican ciertas prácticas en nombre de una pretendida liberación sexual -que responde a los intereses del varón como sujeto dominante– y que incluso justifican la prostitución identificándola como una mera prestación de servicios. De esta manera, y como dice Celia Amorós, el cuerpo de las mujeres continúa siendo el libro abierto donde se inscriben las reglas del patriarcado.

 

“La ideología neoliberal tiene el objetivo de convertir la vida en mercancía, incluso a los seres humanos. En ese sentido, la conversión de los cuerpos de las mujeres en mercancía es el medio más eficaz para difundir y refor­zar la ideología neoliberal. La pode­rosa industria del sexo patriarcal avanza apoyándose en dos ideas complementarias. Por un lado, en la teoría de la libre elección: ahora que las mujeres “ya son libres”, “ya tienen igualdad”, ya pueden “elegir” vivir de su cuerpo, o de trozos de su cuerpo. Por otro lado, y para contrarrestar cualquier crítica, esta tesis se envuelve en cierta retórica transgresora y posmoderna: toda relación es aceptable si hay “sexo consentido” por medio.

Este libro defiende que ni hay libertad ni hay igualdad. Hay nuevas formas de reproducción de la desigualdad, una vuelta acrítica a los valores más rancios del rosa y el azul. No vamos a resignarnos ante la conversión del ser humano en mercancía.”

Autora: Ana de Miguel
Ediciones Cátedra
Colección: Feminismos
Páginas: 352
Publicación: 08 de Octubre de 2015
ISBN: 978-84-376-3456-2

Versión papel y ebook

ÍNDICE

. Introducción. Del control de las leyes al mercado de los cuerpos

PRIMERA PARTE
DÓNDE ESTAMOS: DESIGUALDAD Y CONSENTIMIENTO

- Capítulo primero, feminismo y juventud en las sociedades formalmente igualitarias

. El mundo en el que han nacido las jóvenes
. El estigma de la palabra “feminismo”. Entre el desconocimiento y la descalificación
. Una teoría, un movimiento social y una forma de vivir la vida.
. Las armas del sistema patriarcal: entre la invisibilidad y la coacción
. El amor romántico, la violencia y la prostitución como factores de socialización diferencial
. El amor en las revistas para adolescentes/¿as?
. La violencia contra las mujeres
. El tráfico de chicas jóvenes: la prostitución y sus “clientes”
. Jóvenes y feministas: una minoría activa (como siempre)
. Conclusión

- Capítulo 2. Reacción: la vuelta al rosa y al azul

. La marca física, los pendientes
. La marca simbólica, el apellido del padre
. Las cosas de casa
. La adolescencia o cómo volver locas a las chicas: ahora Barbie es un insulto
. El determinismo biológico clásico: la ideología de la naturaleza diferente y complementaria de los sexos
. El nuevo determinismo biológico: hormonas, genes y callo rugoso
. Soy feminista pero no quiero dejar de ser femenina. De lo femenino y lo masculino
. Ni mujeres ni hombres, personas: más empatía para los chicos, más realismo para las chicas
. Frente al timo de la igualdad, lo que la igualdad ha hecho por ti

- Capítulo 3. Del amor como proyecto de vida al amor como un valor en la vida

. Amor e igualdad: una relación contradictoria
. El amor: un clásico del feminismo
. La diferencia atrae, pero lo que retiene es la semejanza
. La mujer nueva y el amor en la sociedad comunista
. Los radicales años sesenta: lo personal es político
. Críticas al amor romántico y propuestas poliamorosas
. Elementos para una visión crítica (no negativa) del amor

- Capítulo 4. ¿Revolución sexual o revolución sexual patriarcal?

. Combatir el sistema y la celulitis
. La denuncia de la doble moral sexual: primeras críticas a la sexualidad patriarcal.
. ¿Revolución sexual o revolución sexual patriarcal?
. La sexualidad no tiene género: Gayle Rubin
. El enfoque queer o hay una sexualidad antisistema
. La pornografía como el modelo de sexualidad

- Capítulo 5. La prostitución de mujeres, una escuela de desigualdad humana

. Prostitución y autoconciencia de la especie
. Las prostituidas son mujeres, los puteros son hombres: la perspectiva de género
. La tolerancia con la prostitución, la ideología de la prostitución
. Desplazando el debate: del enfoque del consentimiento de las prostituidas a la agencia del cliente prostituidor
. Algunas consecuencias de la normalización y legalización de la prostitución desde la perspectiva de clase
. La prostitución como escuela de desigualdad entre chicas y chicos
. Visibilizar y teorizar al “cliente”: poner un espejo ante los hombres que van de putas

SEGUNDA PARTE
DE DÓNDE VENIMOS Y CÓMO LO HEMOS HECHO

- Capítulo 6. Los nuevos movimientos sociales

. Del Sujeto Histórico a los nuevos movimientos sociales
. Concepto y características
. Radicalismo y reformismo
. Aportaciones de los distintos enfoques teóricos
Primeros enfoques
El modelo pionero de Smelser
Teorías de la privación relativa
Enfoques de la elección racional
Panorama actual
Enfoques de la movilización de recursos y de la oportunidad política
Enfoques constructivistas e interaccionistas: entre lo político y el giro cultural
La ciudadanía activa, los medios de comunicación y las nuevas tecnologías

- Capítulo 7. El feminismo como movimiento social: políticas de redefinición y políticas reivindicativas

. Praxis cognitiva y redes de acción colectiva
. La democracia sin mujeres: el contrato sexual
. Las políticas de inclusión en la esfera pública: el movimiento feminista en el XIX
. Lo personal es político: hacia una redefinición de la política
. La redefinición de la realidad y las políticas reivindicativas
. Las redes del movimiento: la subversión cultural de la realidad

- Capítulo 8. La violencia de género: la construcción de un marco feminista de interpretación

. El movimiento feminista. Políticas reivindicativas y políticas de redefinición
. El marco de interpretación patriarcal sobre la violencia
. Los inicios de un nuevo marco: la violencia contra las mujeres en los clásicos del feminismo
. La elaboración de un marco estructural: los radicales años sesenta
. Del marco teórico a las reivindicaciones políticas: el debate en torno al derecho penal
. La consolidación académica del marco feminista: los estudios de género
. La difusión del marco de la violencia de género en el caso español

- Capítulo 9. La deconstrucción de los mitos patriarcales: del miedo de los hombres a las mujeres

. El miedo como factor de socialización
. Alta filosofía y cultura popular: la extraña pareja
. Del supuesto miedo de los hombres a las mujeres autónomas

TERCERA PARTE
HACIA DÓNDE QUEREMOS IR: MUJERES Y HOMBRES JUNTOS

- Capítulo 10. El sujeto del feminismo: lo que nos une, lo que nos separa, lo que nos hace avanzar

. Lo que nos une, lo que nos separa, lo que nos ha hecho avanzar
. El difícil camino hacia la construcción del “nosotras las mujeres”
. El cuestionamiento de las mujeres como sujeto del feminismo
. Signos de vuelta al “nosotras, las mujeres”
. Conclusiones

- Capítulo 11. Sin feminismo no hay revolución: un mundo con rumbo (una escuela de igualdad)

. La experiencia de las traiciones en las revoluciones
Las democracias masculinas
La causa siempre aplazada
La segunda ola, el Movimiento Antisistema y la autonomía del feminismo
. Todo para el pueblo pero sin las mujeres (al menos sin las pesadas feministas)
. Los privilegios masculinos y los neomachismos: ¿ceguera o resistencia numantina?
. La reacción contra “la ideología de género” y las “feminazis”
. Rebelarse contra la alienación masculina: ¿dónde está el hombre nuevo?


La página de Neoliberalismo Sexual en Facebook

 

Fuentes:

http://www.mujeresenred.net/spip.php?article2208

Artículo del país: Contra el neoliberalismo sexual

 

 

 

 

Esclavas Sexuales del ISIS Vs Esclavas Sexuales de Occidente


Foto de Pilar Aguilar Carrasco.
Foto de Pilar Aguilar Carrasco.

 

Dicen los edictos de ISIS que a los combatientes separados de sus esposas “la gracia divina y maravillosa generosidad les trae las cautivas y esclavas”.
Aun partiendo del mismo supuesto (los varones necesitan follarse de vez en cuando a una mujer) nuestra alternativa occidental es mucho mejor, sin duda. Los hombres tienen que pagar, sí, pero, a cambio, pueden ignorar que las folladas son cautivas y esclavas (palabras que dan mal rollo ¿verdad?). En el fondo, y si se paran a pensar medio minuto, saberlo, lo saben, pero no se paran, claro. Pueden ignorarlo y simplemente llamarlas putas y decidir que están ahí por libre elección.


Nuestro sistema tiene, además, otras ventajas innegables: frente a número limitado de esclavas y cautivas de ISIS (que, para colmo, cuando les quitan el velo pueden parecerles feas o viejas), los puteros gozan de una oferta inigualable que se renueva constantemente (ya se encargan los dueños de los burdeles de intercambiar mercancía periódicamente con los otros burdeles), que incluye africanas, asiáticas, caucásicas, etc. y todas jóvenes.


¡Qué primitivo el sistema de ISIS! ¿verdad?

 

Por Pilar Aguilar Carrasco


No estoy interesado en un mundo donde los hombres quieran de verdad ver porno pero se resistan porque han sido avergonzados; estoy interesado en un mundo donde los hombres sean criados desde el nacimiento en un entendimiento tan firme de las mujeres como seres humanos vivientes, que sean incapaces de excitarse con su explotación “.

Jonah Mix1933929_1023851000993833_8330598053586671832_n